dijous, 17 de gener de 2013

Darcy


No tenía sentido y nunca lo había tenido. Los conocimientos se medían por calificaciones las cuales dependían de muchas otras variables. De hacer bien un examen, un día, en el que podías haber copiado. De caer bien a un profesor. De que éste no fuera un cretino. De autoengañarse a uno mismo memorizando reglas estúpidas. Que sí, que ya sé cómo se mueven los fluidos, Darcy.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada