dilluns, 3 de desembre de 2012

-Me fascina


-Me fascina. 
-¿El qué?
-Lo que te decía. Que hay personas a las que no volverás a ver jamás y con las que tan sólo has compartido instantes, que te son importantes. Como el botones del hotel en el que me hospedé en Colombia. Gabriel. Que, a pesar de no volverás a ver, desearías que estuvieran bien.
-Ya...
-Pero sin embargo, hay personas con las que has compartido hasta... ¡quizás años!, con las que habrás tomado café más de cien veces, y acaban por serte indiferentes. Te dan igual. No sé, quizás todo tenga que ver con el hecho de conectar, de ser en algún modo parecido al otro. Quizás... quizás todos tengamos dentro una perla. Sí. Una perla de un color, y reconocemos a aquellos que la tienen de nuestro mismo color, y nos reconocemos en ellos...
-...
-Pero es confuso. Lo fácil o difícil que puede ser conectar con alguien, tenerse estima. No sé, es raro.
-¿Lo es? ¿Más café?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada